Obrador Tint Natural Ver más grande

Nuevo producto

L’Obrador Tint Natural

En L’Obrador Tint Natural nos gusta imaginar cómo sería un mundo sin colores químicos... Ropa orgánica teñida con tintes naturales, respetuosos con el medio ambiente, de colores intensos y bonitos, a un precio asequible, confeccionada en proximidad, en un entorno de economía real y sostenible.

¿Quién es L’Obrador Tint Natural?

L'Obrador es un proyecto surgido de una necesidad colectiva, liderado por Mae Subirats, escritor, profesor en la Universidad de Girona sobre Valores Espirituales de la Naturaleza, autor de diversos libros sobre budismo, cooperador internacional, voluntario en propuestas diversas siempre que valgan la pena, y entusiasta por naturaleza.

Habláis de Slow Textiles, ¿qué es eso?

Las relaciones humanas han sido siempre el motor de las economías, han generado cultura, valores, tradición, conocimiento… Colaborar con proyectos afines forma parte de nuestra forma de concebir la artesanía dentro del marco de la economía local. Pero las relaciones humanas son muy difíciles de mantener en el marco de la gran industria, donde predominan los criterios económicos por encima de la ética: calendarios ajustados, costes por debajo de lo razonable, horarios inhumanos, mano de obra infantil, desigualdad de género…

Cuando las personas y su profesión forman una sola unidad se genera espontáneamente un adecuado ambiente de trabajo, una gran confianza en el proceso y en el producto final. Esto es mucho más importante que las exigencias de mercado. Esta es la cultura SLOW, donde no gobiernan los mismos valores que en el mercado.

¿De dónde surgió una idea así?

Hace ya muchos años que se gestó el embrión de L'Obrador. Queríamos hacer tinte natural, y por eso nos apuntamos a cuantos cursos pudimos. Pero no sirvió de nada: las técnicas ancestrales no se pueden aplicar a la industria, ni siquiera a la producción artesanal. Pongamos un ejemplo: si para teñir 100 camisetas necesito 200 quilos de flores de caléndula, o 500 quilos de hojas de ciprés, o 100 quilos de corteza de abedul… ¿cómo valoraremos el coste medioambiental que ello supone? ¿Qué impacto va a tener nuestra actividad?

Antes, cuando nuestros bisabuelos teñían sus ropas con plantas que encontraban en los alrededores de donde vivían, el impacto era mucho menor: tenían tan sólo 3 camisas, 2 pantalones y 2 chaquetas. Ahora consumimos en exceso, estamos acostumbrados a tener todo lo que deseamos. O sea que buena parte de la culpa la tenemos nosotros mismos: si no podemos atender a las demandas del mercado tiñendo ropa por los medios naturales tradicionales es porque queremos tener demasiado. Desde hace años hemos estado investigando como mejorar los procesos tradicionales de tinte natural, de modo que el impacto sea el mínimo posible. Hemos tirado la toalla diversas veces y la hemos vuelto a recoger otras tantas. Finalmente, hemos encontrado la manera.

El proceso de teñido es uno de los estadios más contaminantes de la producción textil, y vosotros proponéis una solución sostenible para el medioambiente y para las personas. ¿Cómo lo conseguís?

El principal descubrimiento —como suele ocurrir— fue accidental. Por aquel entonces estaba en Guatemala como cooperador, de esto hace 12 meses, y experimentaba con los procesos clásicos de tinte natural con las plantas locales. Un día la casualidad quiso que se tiñesen accidentalmente unas fibras mediante un proceso del todo impensable. Desde entonces empecé a investigar con hilo de algodón, tratando de repetir el suceso. Las primeras pruebas dieron colores inestables, que se iban con la luz del sol o con el lavado. A veces el algodón se teñía y a veces no, sin saber la razón. No sabía aún cómo aplicar los pigmentos vegetales y minerales que obtenía mediante ese nuevo proceso, ni como se producía la fijación, o como hacer que fueran colores estables... Probé con lana y también con seda, con resultados igual de variables. Hasta que un día, estudiando una patente estadounidense de bioquímica dedicada al aislamiento de un tipo de virus de aplicación en nanotecnología, ¡se me ocurrió la idea! Hice un par de modificaciones sencillas en el proceso, y ¡todo empezó a funcionar!

De repente me encontré con un proceso de tinte natural que no desperdicia agua (porque se recicla), que se puede hacer en frío, con el respectivo ahorro de energía que ello supone (los procesos de tinte clásicos se hacen a 60-70ºC), que se puede aplicar sobre cualquier tipo de tejido: algodón, lana, seda, cáñamo, bambú... Y que es un proceso tan simple como sencillo: para teñir con químicos se necesitan alrededor de 6 horas, y mediante este proceso bastan 5-10 minutos, según el color. Además, el proceso de absorción del color es tan poderoso que tan pronto como se saca el tejido del tinte, chorrea agua transparente. Todo el pigmento queda adherido a la fibra. Se puede hacer artesanalmente, casi sin maquinaria, en pequeños talleres, y es tan barato de fabricar, que incluso a pequeña escala puede competir en costes con el tinte químico tradicional.

Una idea así requiere esfuerzo y la ayuda de muchos. ¿Qué necesitáis para que este proyecto salga adelante?

Llevamos ya varios meses intentando arrancar el proyecto. Nos hemos topado con la gran industria textil local y no ha sido una experiencia reconfortante. Somos pequeños, no somos nadie… seguramente damos el aspecto de que es fácil aprovecharse de nosotros.

Por otro lado, hemos recibido el ánimo y el soporte de muchos pequeños diseñadores que están deseando que arranquemos con L'Obrador para poder fabricar con nosotros. Hay muy buena gente por ahí, con muy buen criterio y un gran corazón…, pero el sector textil es complejo.

A esto se les suman las dificultades que todo pequeño productor de bienes tiene en este país: autónomos, IRPF, impuestos municipales, costes de alquiler, electricidad, etcétera.

Arrancar cuesta mucho, por eso creamos un proyecto de crowdfunding para intentar recaudar unos cuantos fondos que nos permitieran empezar.

Y una última pregunta, ¿cómo podemos teñir de otro color este mundo en el que vivimos, que parece estar tan gris y apagado?

Ganddhi dijo: "Sé el cambio que quieres ver en el mundo". Nosotros seguimos su consejo.

Este producto ya no está disponible

0,00 €

L’Obrador Tint Natural

“En L’Obrador Tint Natural nos gusta imaginar cómo sería un mundo sin colores químicos”

15 productos más en la misma categoría: