La colección SS 2015 de Thinking MU ya está aquí y para presentarla, hablamos con el director creativo de la marca, Carlos Cortadellas. 

Definir la colección no es tarea fácil: “Nosotros no fijamos un tema en el que inspirar nuestras colecciones” admite Carlos. Pero evidentemente, “hay algo que nos caracteriza: nuestro público y nuestra forma de vivir la vida”.

 

El ADN de Thinking MU

Es cierto: el amplio bagaje gráfico de Thinking MU permite tocar muchos temas, frases y creatividades sin ceñirse a nada en concreto aunque siempre están influenciadas por “el pensamiento positivo, el respeto a la naturaleza y las personas, la generosidad, la sostenibilidad”. Aunque la clave de verdad nos la da Carlos “los amigos y las pequeñas cosas de la vida”.

Si encontrar ese denominador común no era sencillo, recapitular su proceso creativo tampoco. Pero lo intentamos. “No podemos decir que sigamos las últimas tendencias”. Lo que podría llegar a parecer una debilidad es, en el fondo, una fortaleza. Carlos nos cuenta que “quien compra una pieza de Thinking MU no se preocupa de si está de moda; se queda con ella porque está de acuerdo con nuestro mensaje y nuestros valores”.

Aunque temporada tras temporada introducen algunos cambios e ideas basándose en las tendencias tienen claro que “todo lo que esté relacionado con una actitud positiva ante la vida no pasa de moda”.

Además, en todas sus colecciones, hay una idea que repite: conexión. La conexión a la red, fuente inagotable de chispas creativas y la conexión con el sector y los clientes de Thinking MU. “Intentamos incansablemente extraer el máximo jugo de las cosas que nos gustan para llevárnoslo a nuestro terreno”. 

Momentos de cambio

Carlos nos cuenta que en cada colección “todo es muy nuevo en lo que se refiere a familias y patrones”. “Antes de la colección SS 2015, solo hacíamos jerseys y camisetas”. Ahora también hay “shorts, pantalones, mochilas, vestidos, gafas, calzado y varios accesorios…”. Esto era una evolución natural. El cliente de Thinking MU, “una vez nos conoce, quiere más”, aunque cada soporte es un mundo que hay que trabajar en profundidad: “Nada tiene que ver hacer una camiseta que un vestido o una mochila”.

Hasta ahora Thinking MU se distinguía por sus “camisetas con mensaje” pero animados por su público han decidido ir un paso más allá. Sin embargo “competir contra las marcas de moda que hacen propuestas muy sofisticadas” no es la vocación de Thinking MU porque “queremos ser algo más que últimas tendencias” reivindica Carlos.

Ampliar las prendas de las colecciones implica tomar decisiones, equivocarse y aprender. Carlos nos pone un ejemplo: “¿De qué fibra es un bañador ecológico?”. Encontrar respuestas a preguntas como estas hace que aún no haya bañadores o pantalones casual Thinking MU, ya que recientemente han empezado a estudiar cómo fabricarlos de forma ética y sostenible. Pero sí tienen “comfy pants”, porque Thinking MU no sería Thinking MU sin pensar en “la utilidad y la comodidad” de todo lo que hacen. Además, están los valores éticos de la marca: “No es fácil ampliar líneas de producto sin traicionar la sostenibilidad en todos los materiales y procesos de fabricación”.

 

La vista puesta en el futuro

En esta colección Thinking MU ha colaborado con The Rice Co para las zapatillas, con Ölend y 03AM para mochillas y bolsas y hasta con PAPPUP para hacer unas gafas de cartón reciclado. “Creemos que el futuro está en la colaboración”. Thinking MU cree que “hay que buscar proyectos y personas que compartan tus valores para llevar a cabo proyectos estimulantes juntos”.

Siempre han colaborado y lo seguirán haciendo pero “la colección de Verano 2015 será recordada en la historia de Thinking MU por ser un punto de inflexión” afirma Carlos. Y hay mucho más. “Hemos comenzado a hacer cosas más allá de la clásica camiseta con mensaje, introduciendo nuevas líneas de producto con materiales y tintes sorprendentes que pronto verán la luz”. 

Del mismo modo, la creatividad de la marca ya no solo reside en el motivo de sus prendas, sino en sus patrones. La parte gráfica y de humor sigue estando ahí pero con esta colección llega una parte más sobria y actual. De hecho, Carlos nos cuenta que con esta colección empieza un proceso para “ampliar la estructura de Thinking MU, lo que permitirá hacer propuestas mucho más diferenciadas en las colecciones y, a la vez, presentar diseños más innovadores.” Tiempo al tiempo.